Del estrellato al ocaso: los bonos dollar-link víctimas del freno al dólar

El momento de “oro” de los bonos ajustables por la variación del dólar oficial (dóllar-link), una de las inversiones más demandadas de 2020 al calor de la abrupta caída que mostraban las reservas del Banco Central (BCRA), pasó: la decisión del Gobierno de “pisar” el tipo de cambio para tratar de aplacar la inercia inflacionaria de la economía los hace enfrentar una oleada de ventas y caer del 4% al 6% en lo que va del mes.

Su pérdida de atractivo afecta además a los Fondos Comunes de Inversión (FCI) diseñados para captar el apetito que hace unos meses había en la plaza local por esos instrumentos y ayer registraron salidas (rescates netos de suscripciones) por más de $5.000 millones, “acumulando en el mes flujos negativos por casi $ 17.000 millones, cifra que más que duplica los rescates por $7500 millones sufridos durante enero”, hizo notar Portfolio Personal Inversiones (PPI) en su informe sobre la jornada de negocios de la víspera.

La reacción de los inversores no sorprende a los analistas. En especial, porque llegó luego de que el ministro de Economía, Martín Guzmán, anticipara que su estrategia será usar al dólar oficial como “ancla” antiinflacionaria, aminorando progresivamente su ritmo de ajuste y el BCRA lo comenzara a hacer realidad al validar alzas del dólar mayorista cada vez menores y más rezagadas respecto del ritmo que tomó la inflación. A eso hay que agregar que el BCRA dejó de perder reservas y pasó a recomprar hasta en “exceso”, con lo que mejoró su margen de maniobra sobre la plaza oficial y los tipos de cambio alternativos.

“El mercado recibió el dato; vio que el ritmo de devaluación se ajustó a la baja y que eso respondía a una decisión oficial. A partir de allí las estrategias que estaban armadas en torno a los instrumentos dollar-link o a los futuros cambiarios sintieron el impacto, naturalmente”, dice Nicolás Chiesa, director de PPI y uno de los autores del informe.

“El BCRA ya aflojó el ritmo del crawling peg y nadie desconoce que la tentación de aflojarlo más en un año electoral irá creciendo a medida que se acerque este test”, sostiene el economista Federico Furiase, del Estudio Eco/Go.

El temor a un salto devaluatorio los hizo atractivos hasta octubre, luego llegó el ocaso de estos bonos que aún no encuentra piso
El temor a un salto devaluatorio los hizo atractivos hasta octubre, luego llegó el ocaso de estos bonos que aún no encuentra pisoGetty Images

El Gobierno se había montado el año pasado sobre el apetito de coberturas contra una posible nueva y fuerte devaluación del peso para financiarse. En octubre de 2020, cuando el BCRA se quedó sin reservas líquidas, más del 60% de los $425.000 millones que el Tesoro captó del mercado local los consiguió con bonos con capital ajustable por la variación del dólar.

Luego vino la oleada de ventas y desarme de carteras, que se fue profundizando en los meses siguientes, aunque amaga encontrar en la rueda de hoy algún límite: de los 6 títulos de estas características más operados de tres operan estables y dos registran módicos rebotes del 0,1% y sólo uno (el TV22) sigue en baja.

En el mercado relacionan esta reacción al mayor ajuste (leve) que permitió en la jornada el BCRA al dejar que cierre el dólar mayorista a $ 91.30. “Asó lo dejó subir 10 centavos en la rueda, la mayor alza desde el 24 de febrero, y con ella exhibe un alza de 45 centavos y seguramente en la semana, por lo que va camino a superar la corrección de la semana pasada”, hizo notar el operador Gustavo Quintana, de PR Cambios,

Por lo pronto, la magnitud de la baja que acumularon estos bonos hace que muchos comiencen a preguntarse si la corrección de mercado puede haber llegado a su fin ahora que pasaron a rendir entre 3,5 y 9,6 puntos por sobre la devaluación que efectivamente se registre.

Para Chiesa eso aún no está claro. “Por las pérdidas que sufrieron deberían estar cerca del punto de rebote. Pero si se instala la sensación de que el Gobierno será más agresivo con el freno podría seguir. Por lo pronto la sugerencia para quien los considere una posibilidad de inversión es que se posicionen en los plazos más largos, ya que si algo parece claro es que antes de las elecciones de octubre el dólar harán todo para mantener al dólar pisado”, sostiene.

.

Más información

Relacionados