MasterChef Celebrity: Andrea Rincón aplastó una papa con su bota

Aunque en sus primeras noches en MasterChef Celebrity parecía que Andrea Rincón había enterrado la versión más polémica de su personalidad, fue solo una expresión de deseo. Con el correr de las semanas, y tal vez porque el casting no ayudó para que llegara alguien a ocupar su lugar, la actriz volvió a ser la de siempre.

Desafiante, brusca, con pocas ganas de contemporizar, la participante se convirtió en la contrapartida del jurado. Ellos dicen blanco, y ella les contesta negro, y encima con tono sobrador.

En ese camino de justificar lo injustificable, en la última emisión y jugando en dupla con Candela Vetrano, a Rincón se le ocurrió que era una excelente idea aplastar una papa todavía dura con la suela de su bota. Para ello, puso la placa de horno que la contenía en el piso, le agregó otra arriba, y entró a los zapatazos mientras se convencía: “La papa no me va a ganar”.

No pasaron diez segundos para que Damián Betular interviniera indignado: “¿Me voy a tener que comer algo que pisaste?”. Y ella explicándole que había puesto una segunda placa entre su pie y la comida: “En mi defensa la papa nunca tocó el piso ni mi zapato”. Inadmisible.

A la hora de la degustación, Donato de Santis y Germán Martitegui se enteraron de lo sucedido. “No creo -dijo Betular- que aunque no se dediquen a la cocina tenga que explicarles a ustedes que poner comida en el piso no va. Debemos tener mucha responsabilidad en la manipulación del alimento porque le puede hacer muy mal a la persona a la que se lo estamos dando. Esas son cosas que acá no van”. Y ella siguió insistiendo.

“No hubo nadie que llegara tan lejos”, resumió Santiago del Moro. Y… no.

LA NACION

Más información

Relacionados