El ”abordaje integral” que propone Martín Guzmán para atacar la inflación

El ministro de Economía, Martín Guzmán, participó esta noche de Odisea Argentina, por LN+ donde puntualizó un plan integral para atacar la inflación estructural que sufre la Argentina desde hace décadas.

Para llegar al 29% de inflación anual planteado por el Gobierno, habría que registrar un porcentaje menor al 2% en todos los meses de marzo a diciembre. Consultado sobre esta cuestión y qué espera que suceda como ministro, el funcionario defendió el objetivo propuesto, y opinó: “La inflación es un mal. Distorsiona todo el funcionamiento de una economía y le pega más a quien más abajo está en la escala de ingresos”.

Guzmán sostuvo que el Gobierno lleva adelante un “abordaje integral” de este problema e indicó que el objetivo de la gestión está puesto en reducirla de forma consistente. No obstante, remarcó que esto conlleva también una responsabilidad colectiva.

“Es un problema multicausal que tiene que ver con los distintos desequilibrios macroeconómicos que tiene la economía”, explicó.

En diálogo con Carlos Pagni, el funcionario confirmó que la cartera económica que él lidera continúa con los objetivos macroeconómicos estipulados y prometió que la inflación “se va a ir reduciendo mes a mes”. “La tasa de depreciación va a ir cayendo y eso va a tener un impacto claro sobre los precios”, agregó.

“La inflación responde también a la política cambiaria y esto está programado”, justificó Guzmán. Y resaltó que hay cuestiones que se deben a las políticas llevadas adelante y otras situaciones coyunturales que afectan la economía de un país y que se manifiestan en los primeros meses. “Hay una dinámica de los primeros meses del año que nosotros esperábamos y también esperamos que este problema se vaya resolviendo de una manera gradual y consistente”, reiteró.

Respecto al control del tipo de cambio, el ministro sostuvo que se debe a que “hay una coordinación entre las políticas macroeconómicas que lleva adelante el Ministerio de Economía y las que lleva adelante el Banco Central”.

Guzmán resaltó la importancia de la ley de presupuesto y lo definió como “la columna vertebral del programa macroeconómico”. Y manifestó: “El presupuesto es la guía y eso es un compromiso de nuestro gobierno. Debemos construir una cultura de planear y cumplir. Eso es lo que estamos haciendo”.

En ese momento, Pagni le consultó por la serie de modificaciones impositivas que llevó adelante el Gobierno a lo largo de este año y cuestionó entonces que no se trate de un “plan económico” sino un presupuesto con determinados objetivos. “El Gobierno nunca dijo que no iba a haber un cambio impositivo”, respondió el funcionario.

Tarifas

Sobre este tema, según detalló el periodista, un estudio oficial expone que para cumplir con el presupuesto el Estado debería pasar de cubrir del 60% al 35%, lo que implicaría un aumento de entre 35 a 27% de la boleta de gas, según la época del año.

Teniendo en consideración estos datos, Pagni le consultó al ministro por las tarifas que, al igual que las jubilaciones, parecen ser un tema delicado de tratar, sobre todo en un año electoral.

Guzmán apuntó contra la gestión de Mauricio Macri. “El gobierno anterior dispuso de aumentos de tarifas que fueron del orden de los miles por ciento”, aseveró. Y continuó: “En 2018 cuando se da un cambio brutal en el mundo, cuando colapsa el modelo económico empieza un proceso de devaluación muy fuerte y el gobierno anterior terminó con todos los índices deteriorados. Perdió las elecciones, porque la gente entendió que ese era un modelo que no funcionaba. No hay nada más desestabilizante para la actividad económica que un salto devaluatorio. Para evitarlo, hay que tener coherencia y consistencia en el manejo en la macroeconomía y por eso hay que tener cuidado en el déficit fiscal y eso nos lleva al tema de los subsidios”.

Noticia en desarrollo

LA NACION

Más información

Relacionados