La lista de Máximo Kirchner en el PJ buscará emparejar el peso de La Cámpora y los intendentes

El desembarco de Máximo Kirchner en la presidencia del Partido Justicialista de la provincia de Buenos Aires generó ruidos internos que no se disiparon del todo, porque la elección está judicializada por Fernando Gray, vicepresidente del partido. El avance de La Cámpora, agrupación que lidera el hijo de Cristina Kirchner, sobre el poder de los intendentes, fue uno de los puntos críticos de la disputa. A la hora de conformar la lista que acompañará a Máximo Kirchner, el objetivo de los articuladores del acuerdo es despejar ese frente y emparejar el poderío camporista y el de los intendentes, con una nómina en la que buena parte de los jefes comunales del conurbano estén presentes.

Entre los integrantes de la lista para el Consejo del PJ estará Gabriel Katopodis, actual ministro de Obras Públicas e intendente de San Martín hasta asumir ese cargo nacional. Es uno de los nombres que acompañarán al titular del bloque oficialista en la Cámara de Diputados que pudo confirmar LA NACION. “Van a estar bancando Katopodis, [Martín] Insaurralde, [Jorge] Ferraresi y todos los de peso territorial. Van a estar cerca de Máximo”, dijo a este diario una fuente cercana a Katopodis.

“Máximo irá como presidente y en la lista estarán los intendentes más representativos y conocidos. Estarán [Juan] Zabaleta, Katopodis, Mario Ishii, Martín Insaurralde, Ferraresi, [Fernando] Espinoza, Mariel Fernández, Mayra Mendoza, Marisa Fassi. Está casi todo cerrado”, afirmó un dirigente peronista al tanto de las negociaciones. “La división entre La Cámpora y los intendentes ya es algo que quedó como un resabio de otro tiempo. Máximo ya es más que el jefe de La Cámpora, va a conducir a todo el PJ”, definió la fuente.

Un protagonista de las negociaciones dentro del peronismo provincial afirmó que “la idea de Máximo es que en el Consejo estén intendentes legisladores y los mayores líderes gremiales, por lo que se está hablando con [Hugo] Moyano, [Héctor] Daer, [Hugo] Yasky”. Las conversaciones, según esta fuente, se encaminan a que una de las dos vicepresidencias del PJ bonaerense la ocupe un sindicalista.

Entre los intendentes que encabezan conversaciones para pulir los nombres de la nómina están Gustavo Menéndez (intendente de Merlo y presidente del partido a nivel bonaerense), Zabaleta, Mariano Cascallares, Insaurralde y Espinoza. “Máximo Kirchner no está llegando con La Cámpora, llega en un acuerdo con el PJ”, subrayó un referente distrital a LA NACION.

En la nómina debe haber paridad de género. Además del presidente, se eligen 32 consejeros titulares y 16 suplentes (que representan a las ocho secciones electorales de la provincia de Buenos Aires), y 15 consejeros titulares y nueve suplentes (que representan a las ramas femenina, de la juventud y gremial).

Sin embargo, la armonía está lejos de ser total. Gray mantiene su reclamo por la vía judicial y tiene definido llevarlo hasta la Corte Suprema, si fuera necesario. El intendente de Esteban Echeverría pretende que una medida cautelar frene el proceso electoral anticipado. Considera ilegal la convocatoria a elecciones que se definió en una reunión virtual del partido hace dos semanas. Y en su entorno presumen que la conflictividad en el partido se reeditará cuando deban definirse las listas para las elecciones de este año.

En el círculo que definió el acuerdo con Máximo Kirchner aseguran que no habrá listas copadas por La Cámpora. “La conformación de esta lista [por la del partido] demuestra que Máximo no tiene esa intención. En los distritos peronistas no va a haber internas; en los que no gobernamos, haremos una mesa para definir qué se hace”, consideró una fuente de ese grupo.

“El punto conflictivo es Gray, todos creíamos que se iba a resolver”, admitió un dirigente peronista que es optimista con la conformación de la nómina que acompañará a Máximo Kirchner. “Hay fastidio con Gray. Pero nadie salió a atacarlo”, destacó.

La disputa sumó un ingrediente inesperado: Alberto Samid pretende competir contra Máximo Kirchner en las elecciones convocadas para el 2 de mayo. Desde su prisión domiciliaria, anunció que se quiere sumar a la carrera con lista propia y prometió presentarla el lunes. Las nóminas alternativas no contaron con éxito últimamente en el justicialismo. El ejemplo más reciente es el del gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, cuya lista fue rechazada en el PJ nacional, en el que solo quedó en pie la del presidente Alberto Fernández.

Más información

Relacionados