Coronavirus: qué dijo Nancy Pazos sobre su hijo contagiado y los PCR antes de volar

Tras dar a conocer que su hijo, Nicanor Santilli Pazos, volvió de su viaje de egresados en Cancún, México, como caso positivo de coronavirus al igual que otros 43 estudiantes, la periodista Nancy Pazos detalló en qué contexto se dio el contagio y arremetió contra las críticas. “Hay mucho cinismo en esta sociedad”, deslizó.

En diálogo con el programa Pasa Montagna, emitido por Radio Rivadavia, Pazos contó que el viaje se dio luego en el marco de estrictos protocolos sanitarios. “Los hisopamos a todos antes de salir”, aseguró Pazos, y detalló que dos días antes de su regreso a la Argentina, los estudiantes fueron sometidos a un test PCR en Cancún.

“Se hisopan con síntomas en el hotel; dan todos negativos y la médica les dijo que tenían anginas”, contó Pazos. Nicanor -también hijo del vicejefe de Gobierno porteño Diego Santilli- se sentía muy mal y tenía mucha fiebre, según la madre narró en la emisora radial.

El último jueves, aterrizado en la Argentina, el joven fue hisopado en el aeropuerto Internacional de Ezeiza. Horas más tarde, el resultado fue positivo. Nicanor quedó aislado con su madre, y sus hermanos quedaron en la casa del padre.

Frente a las críticas que recibió por haber permitido el viaje de su hijo con otros cientos de estudiantes, Pazos aseguró que hay “mucho cinismo en esta sociedad”. “Nosotros no atentamos contra ninguna de las leyes que están establecidas”, aseveró la periodista.

En este contexto, Pazos cuestionó el resultado del testeo realizado en Cancún, el cual permitió que su hijo y todos sus compañeros que terminaron siendo casos Covid-19 positivos pudieran volar. “Te puede dar un falso negativo, ahora el tema es que cuando tenés síntomas es porque la enfermedad en tu cuerpo se desarrolló, por eso es raro que teniendo síntomas te de negativo”, analizó Pazos

“Si ellos [las agencias de viaje] hubieran tenido chicos positivos en Cancún, los hubieran tenido que dejar aislados 10 días“, dijo, y explicó que eso se traduce en tener que solventar los pasajes de los padres de menores que quieran viajar a acompañar a sus hijos. “Yo creo que miraron por arriba, la verdad”, enfatizó.

LA NACION

Más información

Relacionados