Boca-River: Russo y Gallardo no quieren dar ventajas y, por ahora, eligen jugar a las escondidas