La pelea entre Martín Lousteau y Mario Negri expuso la interna radical en Córdoba

CÓRDOBA.- El próximo domingo, finalmente, se votará en la interna del radicalismo de Córdoba. La decisión la terminó tomando el juez federal Ricardo Bustos Fierro, porque la Junta Electoral había proclamado presidente del partido a nivel provincial al candidato del oficialismo encabezado por Mario Negri y Ramón Mestre. Pero la Justicia habilitó a competir al sector renovador de Rodrigo de Loredo, quien cuenta con el apoyo nacional de Martín Lousteau. La compulsa, por ahora, genera más interés en los dirigentes que en los votantes. Además, trascendió el territorio cordobés por la incursión del senador porteño y el enfrentamiento generado con Negri, jefe del interbloque de diputados de Juntos por el Cambio.

Con 230.000 electores habilitados para votar, Córdoba es la segunda plaza de la UCR a nivel nacional por cantidad de afiliados. Negri y Mestre eran, hasta hace unos meses, enemigos partidarios irreconciliables. En 2019 se enfrentaron, incluso, como candidatos a gobernador y fueron derrotados por Juan Schiaretti, quien consiguió la reelección. A mediados de enero firmaron la paz (en noviembre se habían unido para postergar el cronograma electoral) y definieron candidatos conjuntos.

Por Convergencia –la lista del oficialismo–, el exintendente de la ciudad de Córdoba promovió a Diego Mestre, su hermano y diputado nacional, para el Comité Capital; mientras que Negri postuló al intendente de General Cabrera, Marcos Carazzo, para el Comité Provincia.

Ramón Mestre, hoy aliado de Mario Negri en la interna radical
Ramón Mestre, hoy aliado de Mario Negri en la interna radical Prensa UCR

La Junta Electoral partidaria rechazó la participación en la elección para cargos provinciales –argumentando que hubo “incumplimiento de requisitos”– a las listas de Sumar, sector que lidera De Loredo, exfuncionario nacional del macrismo, y Córdoba con Todos, que preside Juan Gait. El fallo judicial alcanzó únicamente a Sumar, que fue la única que apeló.

La cantidad de votantes podría definir la elección (deben superar los 30.000 para que la compulsa sea válida). En la previa, Covergencia aparece como ganadora pero los seguidores de Sumar –descontentos con la actual conducción– se muestran como los más motivados para sufragar. En las filas de De Loredo admiten que una victoria es “difícil” pero hacen lecturas respecto de qué una derrota por una diferencia no muy amplia los deja en una posición “respetable”.

Rodrigo de Loredo
Rodrigo de LoredoTwitter

Con la gira de Lousteau por Córdoba la semana pasada, la interna fue tomando temperatura. Además, coincidió con el fallo judicial que habilitó la interna. “No entiendo cómo no quieren competir. Negri lleva años de legislador nacional, es presidente del Interbloque de Diputados, debería tener un poder consolidado y no temer a la competencia”, dijo el senador a LA NACION.

Lousteau respondió a quienes lo cuestionaron por su intervención en la provincia señalando que Negri también se involucra en la interna bonaerense, donde respalda la postulación de Maximiliano Abad a la presidencia del Comité bonaerense. El rival de Abad es el intendente de San Isidro, Gustavo Posse, a quien apoya Lousteau.

Martín Lousteau
Martín LousteauPrensa Senado

Negri eligió responderle recordándole a Lousteau su paso por el kirchnerismo. “Yo no discuto personas, discuto ideas. Me tocó un radicalismo ganador y uno perdedor. Nunca me fui. Fui candidato en 2007 a gobernador de Córdoba cuando la mitad de la UCR se fue al kirchnerismo –dijo el diputado a A24–. Para mí la política está asociada a valores. Yo no hubiera sido ministro de Cristina Kirchner, en absoluto, tengo una visión totalmente opuesta”.

El diputado necesita de una victoria amplia para reafirmar su figura a nivel nacional en la estructura partidaria y en los juegos internos de Juntos por el Cambio. De cara a las elecciones de medio término, hay dirigentes que descuentan que será el candidato a senador de la alianza en Córdoba. Cualquiera sea el resultado de la interna, eso no estaría en juego. Sí tallaría en las especulaciones a largo plazo, donde algunos barajan su nombre como compañero de fórmula presidencial de Horacio Rodríguez Larreta, una jugada que hoy luce muy anticipada.

Más información

Relacionados