Le dieron el alta médico a Libertad Leblanc

La salud de Libertad Leblanc mejora: le dieron el alta médico. Luego de estar casi 15 días internada en el Hospital Rivadavia, la actriz, de 83 años, se encuentra en su casa.

El 1 de marzo , se conocía la noticia de que el estado de salud de la actriz era delicado: tiene agua en sus pulmones y sus riñones no funcionan con normalidad, indicaban esas primeras informaciones. En ese momento, algunas fuentes médicas indicaban que su cuadro era irreversible.

Ayer por la tarde, Andrea, su asistente médica, le confirmó a LA NACION que Leblanc ya está en su casa.

Desde el comienzo de la internación, el 24 de febrero, los partes diarios no eran alentadores: “Ya desde hace unos días que no come y ahora ya veo que no está consciente”, comentaba Andrea, su asistente.

También en diálogo con este medio, su amiga y periodista Adelita Montes señalaba por esos días que hablaba casi todos los días por teléfono con Leblanc, hasta que se preocupó cuando al llamarla no atendió: fue su empleada quien después le dijo que estaba internada en el hospital de la avenida Las Heras.

Libertad María de los Ángeles Vichich, conocida por su seudónimo artístico Libertad Leblanc, filmó treinta películas en nuestro país, entre 1960 y 1989, además de haber trabajado también en producciones mexicanas.

Leblanc fue un símbolo sexual de las décadas de 1960 y 1970, y apareció en numerosas películas en escenas de desnudez y contenido sexual que hoy podrían verse como ingenuas. Una de sus películas más recordadas fue una de las primeras de su carrera, Acosada, de 1964. Otros títulos fueron controvertidos para su época, como La endemoniada, de 1968, que contiene escenas de horror y vampirismo, con desnudez explícita. Leblanc también actuó en la serie de televisión Naná y en versiones para la pantalla chica de las vidas de Lola Montez y Lady Hamilton.

Más información

Relacionados