Formosa: el drama de quienes no viven del Estado en la provincia de Gildo Insfrán

FORMOSA.- (Enviado especial) “No damos más. Los negocios cierran por esta cuarentena fase 1 interminable, pero también pagan los gastronómicos, cuentapropistas, organizadores de eventos, profesores de gimnasia, artesanos, plomeros, todo aquel que no depende del Estado y necesita imperiosamente volver a trabajar. Solo pedimos eso”, explicó a LA NACION Marcos Amarilla, presidente de la Cámara de Industria y Comercio de Formosa.

Formosa está atravesando desde hace una semana la tercera crisis social y política fuerte producto de sus durísimas medidas para combatir el Covid-19. La primera llegó de la mano de los cientos de varados que acampaban en condiciones deplorables del otro lado del río Bermejo esperando semanas para poder ingresar.

La segunda fue en los centros de aislamiento y sus condiciones también cuestionables, así como la extensión arbitraria de las cuarentenas a personas que estaban sanas y simplemente habían ingresado a Formosa o habían tenido algún contacto estrecho sin contagiarse.

Una nueva jornada de protestas en la capital formoseña
Una nueva jornada de protestas en la capital formoseñaHugo Pérez

Esta nueva crisis política que se vive en Formosa, la tercera, y parece venir acompañada por una nueva brecha social. De un lado están los que perciben un salario del Estado y no ven recortados sus ingresos, aunque cumplan prácticamente un año sin ir trabajar con normalidad. Del otro lado, quienes encarnan la poca actividad privada que hay en esta provincia, donde casi todo depende del Estado.

“No damos más, los que sostenemos todo pagando los impuestos somos siempre los mismos, y no nos dejan trabajar”, explicó María, una emprendedora que está cansada del “autoritarismo” y se sumó en la tarde de ayer a la séptima marcha en contra de la vuelta de Formosa capital a fase 1.

Del otro lado, el Gobierno de Formosa no atiende los reclamos a pesar de los pedidos desesperados del sector privado.

Amarilla, quien también es dueño del diario El Comercial (crítico de Insfrán), mostró a LA NACION tres cartas que envió al ministro de Economía formoseño, Jorge Ibáñez, a lo largo de este último año, pidiéndole que se tomaran medidas que permitieran atenuar la situación.

Gildo Insfrán recibió el respaldo de Alberto Fernández este lunes, tras la represión del fin de semana
Gildo Insfrán recibió el respaldo de Alberto Fernández este lunes, tras la represión del fin de semanaEnrique García Medina

“Nunca recibimos respuestas, solo hablan con aquellos que van a hacer lo que ellos quieren, pero la gente va perdiendo el miedo”, explica este empresario, quien también es comerciante y maneja una casa de regalos en el centro de la capital.

LA NACION finalmente pudo ingresar antenoche a Formosa, convirtiéndose en uno de los pocos medios que logró acceder sin un hábeas corpus. Un equipo de Telefé había logrado lo mismo hace unos días, luego de que una presentación ante la Justicia de un equipo de LN+ generó un protocolo por el cual, aparentemente ahora, ya no se exigirá a los periodistas realizar la cuarentena de 14 días.

Sin embargo, tras ingresar en la madrugada del martes al territorio que gobierno Gildo Insfrán y ser escoltado por la policía a realizar un nuevo PCR (a pesar de tener un PCR negativo emitido 24 horas antes), el enviado de este diario debió permanecer recluido en la habitación del hotel durante buena parte de la jornada, hasta que llegó el visto bueno de las autoridades sanitarias.

Las protestas en Formosa desafían la autoridad de Insfrán, en el poder desde hace 25 años
Las protestas en Formosa desafían la autoridad de Insfrán, en el poder desde hace 25 añosTwitter

Hay expresiones de todo tipo en estas marchas que arrancaron el jueves de la semana pasada, cuando Insfrán decidió volver a fase 1 en la capital, y que desafían abiertamente la estricta cuarentena. Se juntan comerciantes, gastronómicos, emprendedores y personas convocadas por redes sociales para decir basta a estas medidas sanitarias que consideran muy exageradas.

“No queremos que se mezcle esto con la política, acá no queremos que se vaya Insfrán, solamente que nos dejen trabajar”, repiten todos, a sabiendas que la protesta igual constituye un verdadero desafío a su autoridad para el caudillo que gobierna hace 25 años la provincia.

También están tomando mucho protagonismo los jóvenes. Chicos de 16 a 25 años que, paradójicamente, nacieron después de 1995, cuando el veterinario de Laguna Blanca llegó al poder.

Ayer se difundió la lista de los 100 detenidos por el enfrentamiento del viernes pasado, donde la policía reprimió con dureza repartiendo palazos y balas de goma. La enorme mayoría eran jóvenes de entre 18 y 22 años.

“Pedimos volver a trabajar, flexibilizar horarios, cumplir con los protocolos más estrictos, somos los primeros en cuidar la salud nuestra y la de los demás”, señaló Pablo Siedig, que encabeza el CUD (Comerciantes Unidos de Formosa), una agrupación que aglutina a más de 300 comerciantes y emprendedores.

Los jóvenes protagonizaron las últimas jornadas de protesta
Los jóvenes protagonizaron las últimas jornadas de protesta

Según Amarilla, de este grupo al menos 50 tuvieron que cerrar sus puertas debido al parate obligado por la cuarentena más larga del mundo, como llaman a la que ostenta la provincia de Insfrán.

La Federación Económica de Formosa (FEF), que aglutina a varias cámaras empresarias, también elevó una carta al ministro Ibáñez solicitando varias medidas para ayudar a que no sigan cerrando emprendimientos.

Entre otros puntos, solicitan prohibir los desalojos cuando el comerciante no puede pagar alquileres, asistencia financiera a tasa cero para cubrir costos fijos al menos por seis meses y una amplia moratoria fiscal provincial. “Solicitamos ser convocados en el menor tiempo posible”, dice la carta firmada por Enriquez Zanin, titular de la FEF.

Para el Gobierno, es la salud o la economía

En el Gobierno formoseño, en cambio, se mantienen inalterables y explican que tienen los mejores números del país en cuanto a casos de Covid. En el parte diario número 367, emitido ayer (también en eso Formosa batió un récord mundial) se reportaron 30 nuevos casos, uno de los números más altos desde el comienzo de la emergencia sanitaria.

“Lamentablemente tenemos que informar un nuevo fallecido, una señora de 90 años de la capital”, dijo este miércoles el ministro de Desarrollo Humano, Abel Gómez, quien encabezó la conferencia habitual.

Gases vencidos que arrojó la policía de Formosa, en la represión
Gases vencidos que arrojó la policía de Formosa, en la represión

En total, Formosa registró 21 fallecidos, siendo el número más bajo del país. Ostenta 1568 contagios desde el comienzo de la pandemia, con 1237 recuperados.

Pero actualmente solo hay 279 casos activos de Covid-19 en Formosa, lo cual representa un número que para todos los comerciantes debería permitir volver a equilibrar el cuidado sanitario con la necesidad de volver a trabajar.

Más información

Relacionados