El partidazo de Lionel Messi que dejó buenas sensaciones para el Barça y Joan Laporta