Luis Majul: ”Alberto juega con fuego (y Cristina le echa nafta)”

Cuando decimos que Alberto Fernández juega con fuego y que Cristina Kirchner le echa más nafta no exageramos. ¿De qué otra manera se puede interpretar el estrambótico anuncio del Presidente de la renuncia de la ministra Marcela Losardo en una entrevista por televisión, al mismo tiempo que nos advertía solito, sin que nadie se lo preguntara, que él “llegó hasta acá con Cristina y se va a ir con Cristina”?

Te pregunto y me pregunto: ¿Quiso consolidar su poder o advertir que, si le siguen pegando abajo, se va a llevar puesta también a la vice?

Si apenas pasó un año de mandato y si, desde que asumió, ya entregó a cinco altos funcionarios, empezando por Losardo, siguiendo por Ginés González García, pasando por Alejandro Vanoli y María Eugenia Bielsa y terminando por Guillermo Nielsen, ¿cuánto puede durar, con algo de autoridad, un presidente así? Con un ritmo desesperante (por lo lento) de vacunación; con los escándalos del vacunatorio vip, la vacuna militante o el tráfico de vacunas; con una economía que no arranca y un ministro de Economía intervenido por Cristina y el Instituto Patria; ¿cómo se hace?

Fijate en la enorme diferencia entre los gobiernos de Alberto y Cristina, y la administración de la Ciudad. Hoy el ministro Fernán Quirós conversó con Eduardo Feinmann y, primero, pidió perdón a todos los adultos mayores. Y lo hizo no una, sino cuatro veces. Después, reconoció los serios problemas logísticos en la jornada.

Del otro lado, en cambio, aparece Fernández bancando al gobernador más autoritario de la Argentina, Gildo Insfrán; o el ministro de Salud de la Provincia, Daniel Gollán (quien solo parece abrir la boca para criticar, prohibir y limitar) anunciando que van a restringir fuertemente la salida de turistas, debido al aumento de los contagios de Covid-19 provenientes de las cepas británica y brasileña.

En este contexto, y como si viviera en otro planeta, Cristina sigue preocupada por voltear sus causas, desplazar a los ministros de Alberto y acumular más poder.

En serio, ¿cuánto tiempo más puede aguantar un gobierno así? ¿Cuánto tiempo puede soportar un país con un presidente que juega con fuego y una vice que le viene echando nafta, desde el mismo día en que asumió?

Más información

Relacionados