La Casa Rosada defiende a Manzur en el conflicto con su vicegobernador en Tucumán

“Se apura, para la elección faltan tres años. Y además, ¿aliarse con Macri y Bussi? Es demasiado”. La queja, transmitida por el gobernador de Tucumán, Juan Manzur, apuntaba a su vice, Osvaldo Jaldo, y fue escuchada por el propio presidente Alberto Fernández, el lunes pasado, antes del acto compromiso por las políticas de género, en el Museo del Bicentenario.

“No es momento de anteponer intereses personales, sino de atender los problemas de la gente”, dijo ayer el ministro del Interior, Eduardo De Pedro en un inusual comunicado y a modo de respuesta de Balcarce 50. Se refería, sin vueltas, a la maniobra de Jaldo para elegir a su aliado Eduardo Cobos como nuevo Defensor oficial en la Legislatura tucumana, para lo cual contó con el respaldo de diputados del bussismo y hasta sectores de Juntos por el Cambio. “El respaldo a Manzur es total”, agregaron a LA NACION muy cerca del Presidente, e hicieron propias las críticas de De Pedro, cercano a la vicepresidenta Cristina Kirchner y quien también se reunió con Manzur el lunes pasado.

El presidente Alberto Fernández , junto al gobernador tucumano Juan Manzur, y a su par de Santiago del Estero, Gerardo Zamora.
El presidente Alberto Fernández , junto al gobernador tucumano Juan Manzur, y a su par de Santiago del Estero, Gerardo Zamora.Telam

El propio Presidente, señalan fuentes oficiales, se levantó para saludar a Manzur luego de que éste estampara su firma en el documento. Fue su manera de respaldar públicamente a uno de sus mejores aliados y “armador” norteño de su candidatura presidencial durante la campaña electoral. “No necesitamos más problemas”, reconocía un vocero, tomando en cuenta la complicada situación que vive el gobernador de Formosa, Gildo Insfrán, luego de la represión que siguió a las protestas de comerciantes y parte de la sociedad civil por las nuevas restricciones a la circulación que impulsadas en territorio formoseño.

La relación entre Manzur y Jaldo se deterioró después de seis años de co-gestión, explican cerca del gobernador, ya que el vice (también de origen peronista) pretende heredarlo en el poder en 2023. Con control de la “caja” de la Legislatura, algunos aliados ligados al exgobernador José Alperovich (antecesor de Manzur) y una alianza táctica con parte de la oposición, al menos en el ámbito legislativo, Jaldo pretende ser “ungido” como sucesor de Manzur, aunque-según fuentes oficiales-no tiene apoyos concretos en el Gobierno.

“El vicegobernador debe ser puntal del gobernador, y no un adversario político encubierto”, dijo hoy Sisto Terán, titular de la Unidad Ejecutora Norte Grande, en otro gesto de respaldo. Sisto Terán fue vicegobernador de Julio Miranda, entre 1999 y 2003.

La elección del nuevo ombudsman terminó por dividir aguas en el oficialismo. Los once leales a Manzur, que quería la continuidad de Fernando Said Juri Debo en la Defensoría, se quedaron en un bloque con nombre sugestivo: “Lealtad peronista”. Los 22 que responden a Jaldo, que continuarán en el bloque “Justicialista de Todos”, sumaron a dirigentes del bussismo (Ricardo Bussi, hijo del fallecido dictador y exgobernador estuvo ausente) y también radicales que se oponían a Alperovich y ahora también se oponen a Manzur. “Apoyamos a Cobos como defensor porque Manzur nos quiso dividir, ahora el problema lo tienen ellos”, afirmó uno de los dirigentes de la UCR de Tucumán, denunció “presiones” del mandatario provincial y justificó la movida en “la intención de frenar al gobernador, que quiere la reelección indefinida”, justificó.

Enojado con su vice, Manzur pidió la renuncia de distintos funcionarios que le responden, como el secretario de Gobierno, Agustín Fernández, Noemí Correa (Subinterventora del Susbsidio de Salud, la obra social provincial) y Marcelo Caponio (Subsecretario Plan Norte Grande). Y El Gobierno también ayudó: le pidió la renuncia a José Hugo Saab, asesor ad honorem de Nicolás Trotta en el Ministerio de Educación de la Nación.

Con influencia en distintos ministerios-hace poco sumó como Secretaría de Acceso a la Salud de la Nación a Sandra Tirado, Manzur confía en el apoyo de la Casa Rosada para capear el temporal interno.

Más información

Relacionados