Impuesto a la riqueza: la AFIP evalúa habilitar el pago en cuotas

La AFIP evalúa establecer un plan de cuotas para pagar el impuesto a la riqueza. Según pudo saber LA NACION, por estos momentos, el fisco se encuentra analizando las condiciones de financiamiento. La facilidad de pago, con sus plazos y tasas, sería comunicada en los próximos días, dado que el gravamen vence el 30 de este mes.

El “aporte solidario”, tal como prefiere llamarlo el Gobierno, alcanzará al menos a 13.000 personas, según cálculos oficiales. Son las personas que tienen un patrimonio mayor a los $200 millones. Sin embargo, y a pesar de que se trata de individuos con alto poder adquisitivo, no todos tienen la liquidez necesario para afrontar el pago.

En otras palabras, tener alto patrimonio no necesariamente significa tener pesos disponibles para hacerle frente a un impuesto que, de base, y suponiendo un patrimonio de poco más de $200 millones, significa un aporte de al menos $4 millones. Algunos debían desprenderse de activos para abonar el gravamen, y muchos no estaban dispuestos a hacerlo.

Marcó del Pont, directora de la AFIP
Marcó del Pont, directora de la AFIPLA NACION

La posibilidad de pagar el “aporte solidario” en cuotas era un pedido del sector privado y el plan del fisco fue adelantado ayer por el tributarista César Litvin, de Lisicki Litvin & Asociados. Por caso, a fines de febrero, y en el marco de la tercera reunión plenaria del Norte Grande, los empresarios del agro nucleados en la Unión Industrial del Norte Argentino (Uninoa) propusieron realizar el pago del impuesto a la riqueza en 36 pagos. Alegaron que, como reinvierten casi todo su dinero, no tienen fondos disponibles para hacerle frente de una sola vez.

Antes del 30 de marzo, al menos 13.000 personas deberán presentar sus declaraciones juradas y pagar el impuesto. Mientras tanto, sigue la pelea entre la AFIP y los contribuyentes del impuesto a la riqueza en la Justicia.

Por un lado, el fisco advirtió que prepara denuncias penales contra 2500 personas que todavía no presentaron sus datos, porque considera que es un indicio de un “ardid” para evitar el pago. Por el otro, tributaristas y empresarios hablan de judicializar el aporte desde que se inició la discusión.

Litvin asegura que, hoy, muchos contribuyentes consideran que este impuesto supera la capacidad de digerir la carga fiscal que ya pesa sobre su patrimonio. “A los pocos días de tener que pagar este impuesto se viene Bienes Personales con una alícuota que llega hasta el 2,25%, y todo esto sucede en un contexto en el que los rendimientos de los activos en plena pandemia, incluso los financieros, han sido bajos”, explica.

AFIP evalúa un plan de pago en cuotas para el impuesto a la riqueza
AFIP evalúa un plan de pago en cuotas para el impuesto a la riquezaLA NACION

De todos modos, algunos especialistas no desestiman que algunos contribuyentes no acudirán a la Justicia por temor a quedar “escrachados” en caso de que las causas tomaran dimensión pública. Además, y por justificar el hecho de acudir a los tribunales, quedarían expuestos sus patrimonios, que hoy están protegidos por el secreto fiscal de la AFIP.

A fines de enero, la reglamentación de algunos puntos del impuesto se publicó en el Boletín Oficial. El ítem que más preocupó a los asesores fiscales apenas se conoció la reglamentación es la interpretación de que incluye a los trusts irrevocables como activos gravados. Se trata de un fideicomiso que no vuelve más al aportante, que pierde el control directo de ese dinero.

Por estas características, esta figura fue un boom cuando comenzó a rumorearse que subirían las alícuotas de Bienes Personales para bienes en el exterior (como finalmente terminó sucediendo a inicios de 2020) para evitar el gravamen.

Más información

Relacionados

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *