El Gobierno de Japón considera “difícil” que haya público extranjero en los Juegos Olímpicos de Tokio