Encontró un iPhone 11 en el fondo de un lago, lo prendió y todavía funcionaba