Alberto Fernández: ”Tenemos un problema muy serio con la Justicia”

Como lo había hecho durante la apertura de sesiones ordinarias en el Congreso, el presidente Alberto Fernández volvió a poner la mira sobre la Justicia. Tras criticar el funcionamiento de las instituciones -y particularmente de los tribunales- en los femicidios, el jefe de Estado insistió en la necesidad de que reformar el Poder Judicial. “Tenemos un problema muy serio con la Justicia”, afirmó durante una entrevista con el programa Minuto Uno, de C5N, para insistir: “En mi prédica no hay vocación de venganza ni de echar a nadie: lo que sí quiero es que esto funcione de otra manera”.

La entrevista comenzó con una alusión al acto por el Día Internacional de la Mujer en la Casa Rosada, donde el Presidente y los gobernadores firmaron un convenio para enfrentar la violencia de género. “Más que una jornada de reclamo, quería que este 8 de marzo fuera una jornada de soluciones. Y por eso convoqué a todos los gobernadores”, señaló. “Porque en muchos casos, hay un problema de funcionamiento institucional” detrás de los femicidios.

“La gente piensa que cuando yo hablo de la Justicia solo hablo de los procesamientos arbitrarios que pudo haber habido con algunos funcionarios”, continuó el Presidente, en línea con la intención de la Casa Rosada de defender la reforma judicial frenada en Diputados con argumentos más mundanos que las causas de corrupción kirchnerista.

Consultado por la ausencia de Horacio Rodríguez Larreta, que el jefe de gobierno porteño explicó por su rechazo a compartir un acto con el gobernador de Formosa, Gildo Insfrán, el Presidente tomó distancia. “No fue lo que nos dijo a nosotros: nos dijo que tenía un problema de agenda. No sé qué ha dicho públicamente. Lo importante es que sí dijo adherir al acuerdo que firmamos”, afirmó Fernández.

Rápidamente, la conversación volvió a girar sobre la Justicia. “Hay inconductas de muchos jueces, no de todos”, sostuvo Fernández. “Yo he visto cómo se ha degradado la calidad de la Justicia. Lo que aspiro es que los jueces vuelvan a tener el prestigio que había antes”, agregó. “Lo vengo planteado desde hace años, quiero aclararlo, mucho antes de que hablara con Cristina”, señaló. “Lo dije muchas veces, pero insisto porque veo que no hay reacción. Por eso le pedí al Congreso que intervenga”.

Tras un desperfecto técnico y un corte, la entrevista recomenzó con el Presidente refiriéndose al fiscal federal Carlos Stornelli, a quien había cuestionado -sin nombrarlo- durante la Asamblea Legislativa. Stornelli le contestó que ya volverían hablar “de hombre a hombre”. El Presidente dijo que no se sintió amenazado. “Me parece que Stornelli ha perdido mucha entidad y credibilidad. Lo conozco desde hace muchos años y me asombra lo que he conocido después”, señaló, para sugerirle a Stornelli que enfrente la causa por espionaje ilegal motorizada en los tribunales federales de Dolores “sin utilizar los fueros de fiscal”.

Fue el pie para apuntar contra el procurador interino, Eduardo Casal, y el funcionamiento del Ministerio Público Fiscal. “Me parece que no está reaccionando con la velocidad que debería reaccionar frente a un caso así”, dijo. “Si algún día tuviera que enfrentar a la Justicia, yo me sacaría todos los fueros de encima e iría a responder si la imputación es falsa”, continuó, nuevamente en alusión a Stornelli.

Acto seguido, siguiendo el hilo de las consultadas del entrevistador -pero sin el mismo ímpetu-, Fernández cargó contra la “pasividad de algunos medios de comunicación, que le abren las puertas y los micrófonos para que explique lo inexplicable”. Fue en alusión a las entrevistas de Stornelli durante los meses en los que se negó a declarar ante el juez Alejo Ramos Padilla.

El siguiente en la línea fue el presidente de la Cámara de Casación, Gustavo Hornos, a quien Fernández le exigió explicaciones sobre sus visitas al entonces presidente Mauricio Macri en la Casa Rosada.

LA NACION

Más información

Relacionados