Alberto Fernández comparó a Lula Da Silva con Cristina Kirchner y dijo que siempre supo que él era inocente

El presidente Alberto Fernández afirmó que siempre supo que el exmandatario brasileño Lula Da Silva era inocente, y reseñó que en muchas causas judiciales contra dirigentes de América Latina es que “se utilizó un arrepentido para involucrarlos, con pruebas son absolutamente débiles, y se quiso doblegar la voluntad de un opositor para sacarlo de carrera”. Además en sus redes sociales, escribió: “Celebro que Lula haya sido rehabilitado en todos sus derechos políticos. Se anularon las condenas en su contra que fueron dictadas con el solo fin de perseguirlo y eliminarlo de la carrera política. Se hizo Justicia!”.

Si bien, al conversar con C5N, el Presidente dijo que “no está en duda que en Brasil hubo corrupción” y que “muchas condenas correspondían”, lanzó: “A Lula lo metieron por la ventana”. Entonces, contó que, cuando detuvieron a Lula, él había escrito un artículo titulado “ArgenLula”, el cual fue publicado por Infobae en el 2018, en el cual hizo “un paralelo entre lo que pasaba con Lula y lo que pasaba en la Argentina”. “Creo que todavía no hablaba con Cristina”, continuó recordando. Y dijo: “El caso de Lula es patético. Es el caso de un arrepentido, igual que [Rafael] Correa en Ecuador e igual que Cristina en la causa de los cuadernos, condenado a 8 años de prisión que le dice al juez Moro que él escuchó decir que hay un departamento que era de Lula, pero no hay un solo papel que diga eso. Merced de ese arrepentimiento bajó su pena, creo de 8 a 5 años”.

Además, Fernández sostuvo que “lo más insólito” es que la Justicia después remató esa propiedad. “Si era de Lula, ¿cómo que lo remotan para cobrarle la deuda a otra persona? Eso es lo peor y el escándalo mayor”, dijo. “Hoy, cuando hablaba con Lula, y él quedó muy agradecido cuando lo visité, le decía que no me agradeciera porque yo estaba pidiendo por una persona que inocente. ‘Yo sabia que eras inocente, No me debes nada’”, contó el mandatario, y subrayó que la anulación de las condenas contra Lula demuestran que “el lawfare existe porque es reconocer que hubo una confabulación de jueces y fiscales”.

Entonces, al referirse al caso de Amado Boudou, dijo: “La condena de un vicepresidente no puede ser rechazada por aplicación del artículo que insólitamente dice que la Corte, cuando crea conveniente, puede rechazar los recursos sin dar argumentos. Estamos hablando de la libertad de una persona, que además fue vicepresidente de la República. Esto tiene una gravedad institucional muy grave”. Y, en línea con esto, puntualizó: “Creo que Cristina debe tener 10 u 11 recursos de queja nunca resueltos por la Corte, ni empezados a tratar”.

Con información de agencia Télam

LA NACION

Más información

Relacionados