Los asesores del Presidente, ayudas ”puntuales” en tiempos de crisis

Nadie recuerda, a ciencia cierta, cuando fue la última vez que se vieron las caras todos juntos. “Creo que fue hace dos o tres meses, pero igual al Presidente no le hace falta”, asegura con una sonrisa uno de los integrantes del Consejo de Asesores del presidente Alberto Fernández, ya acostumbrado como el resto de sus pares al estilo “radial” del primer mandatario en el manejo de esos vínculos. Relaciones que sufren las fluctuaciones que impone la cambiante agenda presidencial, pero que se sostienen activas, con matices y en la mayoría de los casos, lejos de los flashes y el radar periodístico.

(Juan Manuel) Olmos y (Cecilia) Nicolini son los que Alberto más consulta”, asegura uno de los hombres que comparte la cotidianeidad con el Presidente desde el inicio de su gestión. Experimentado dirigente del PJ porteño (origen compartido con Fernández) y titular del consejo asesor, Olmos habla “todos los días” con el Presidente y fuentes oficiales confirman que lo asesoró sobre temas político-legales delicados, como la intervención y vuelta atrás en el caso Vicentín o la rescisión de los contratos viales suscriptos por el gobierno de Cambiemos.

Alberto Fernández junto a Juan Manuel Olmos y otros dirigentes del PJ porteño.
Alberto Fernández junto a Juan Manuel Olmos y otros dirigentes del PJ porteño.Twitter

Estuvo en Olivos el sábado que Carla Vizzotti asumió como ministra de Salud pero cerca suyo aseguran que “Alberto tomó sólo la decisión de echar a Ginés (González García)” y que no se metió en ese asunto. Siempre referente y reservado protagonista en el ámbito de la justicia porteña, Olmos también “trabajó un montón” junto al jefe de gabinete Santiago Cafiero y el ministro del Interior, Eduardo de Pedro, para alcanzar la “lista de unidad” que ungirá próximamente a Fernández como nuevo presidente del PJ nacional. Junto a Olmos, aunque con un bajísimo perfil y escaso contacto con los medios, el joven Julián Leunda participa de reuniones con gobernadores, y sobre todo trabaja en su provincia, Chubut, a la que llega junto a funcionarios nacionales y apadrina encuentros con intendentes del PJ.

Cerca del Presidente y también desde el consejo se deshacen en elogios hacia Nicolini, que creció en la consideración presidencial y quedó convertida en la principal negociadora con la Federación Rusa para la llegada de la vacuna Sputnik V. “Nos manda mensajes, a veces a horas insólitas por la diferencia horaria, es una máquina”, coinciden un asesor y otro funcionario clave del Poder Ejecutivo, con un dejo de admiración por el trajín de idas y vueltas a Moscú que Nicolini viene llevando a cabo para acelerar el flujo de vacunas prometidas por el presidente ruso Vladimir Putin.

Si Nicolini dejó toda otra actividad para centrarse en la provisión de dosis, otros asesores parecen focalizados en una temática específica menos demandante. Es el caso de la historiadora feminista Dora Barrancos, a quien el Presidente le reconoce su actividad previa a la aprobación legislativa de la interrupción del embarazo, o de Adriana Puigross, a quien el primer mandatario le hizo un lugar en el consejo asesor luego de su renuncia como viceministra de Educación, en agosto pasado.

Alejandro Grimson y Ricardo Forster también son convocados en temas puntuales, vinculados con el pensamiento y la comunicación. El antropólogo y profesor de la Universidad Nacional de San Martín bosqueja los lineamientos de los discursos presidenciales como el que el lunes pasado Fernández dio ante la Asamblea legislativa. Siempre cuidadoso en sus declaraciones públicas, Grimson puso a “a disposición” los aportes de más de 3000 científicos argentinos sobre 20 temas estratégicos, englobados en el proyecto Argentina Futura, “al servicio” del Consejo Económico y Social que encabeza el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz.

Filósofo y catedrático en distintas universidades, Forster acompañó al Presidente en su gira por México y armó el encuentro con intelectuales de ese país que formó parte de la agenda del primer mandatario, hace diez días. Desde fines del año pasado, y junto a Nicolini y Grimson, también aporta ideas a la comunicación de los actos del Gobierno.

El presidente Alberto Fernández en reunión con empresarios, en México
El presidente Alberto Fernández en reunión con empresarios, en MéxicoPresidencia de la Nación

“Aportamos nuestra mirada sobre la coyuntura, y también temas más generales como Medio Ambiente o el surgimiento de la nueva derecha en el mundo. El Presidente nos escucha, creo que esa es una de sus principales virtudes”, asegura Forster a La Nación. Sobre el escándalo de las vacunas VIP, que “estuvo muy presente durante el viaje” a México, Forster se alinea con el discurso oficial. “El Presidente respondió rápido y bien, tomó decisiones difíciles como desprenderse de un ministro importante”, señala.

“La verdad es que no manejan expedientes, ni están en la primera línea de batalla diaria. Piensan, asesoran y opinan, sin la responsabilidad que tienen (Santiago) Cafiero o (Eduardo) De Pedro”, se sinceró una alta fuente oficial. “A veces Alberto nos da bolilla, a veces no”, se sincera otro de los integrantes del grupo, pero todos entienden las reglas del juego.

Más información

Relacionados