Quiénes son los once jueces y fiscales a quienes apuntó Cristina Kirchner en su declaración judicial

Nueve jueces y dos fiscales fueron nombrados y apuntados por Cristina Kirchner en su declaración ante la Cámara Federal de Casación. Los acusó de haber fallado en contra de la ley y a algunos, incluso, los responsabilizó de que Mauricio Macri hubiera ganado las elecciones en 2015. Les dijo que avalaron políticas económicas en perjuicio del país.

Los camaristas de Casación Gustavo Hornos, Daniel Petrone y Diego Barroetaveña; los camaristas federales Leopoldo Bruglia, Pablo Bertuzzi, Mariano Llorens y Martín Iruzun; el juez de primera instancia Julián Ercolini, el fallecido juez Claudio Bonadio, el fiscal Carlos Stornelli y el procurador general de la Nación, Eduardo Casal, fueron nombrados por Cristina Kirchner durante su exposición y defensa por la causa del “dólar futuro”.

¿De qué los acusó? A Gustavo Hornos lo dilapidó por haberse reunido con Mauricio Macri cuando estaba en la presidencia. “Cada vez que lo iba a ver Hornos a Macri había un sablazo en la cabeza a Cristina. ¿Y nos quieren convencer de que ustedes son imparciales?”, dijo la vicepresidenta.

No solo apuntó al Poder Judicial por haber actuado en causas que la involucran a ella y a exfuncionarios de su gobierno, sino también por haber “consagrado la impunidad de Mauricio Macri”.

En este sentido, a los camaristas federales Bruglia, Bertuzzi y Llorens los apuntó por haber confirmado el sobreseimiento del extitular del Banco Central Federico Sturzenegger, en una causa donde se investigaba el megacanje de la deuda pública que se realizó en 2001.

Cristina Kirchner le apuntó una vez más a Carlos Stornelli, fiscal que fue procesado como parte de una asociación ilícita vinculada al espionaje
Cristina Kirchner le apuntó una vez más a Carlos Stornelli, fiscal que fue procesado como parte de una asociación ilícita vinculada al espionajeLA NACION

A dos de los integrantes de la Sala I de la Cámara de Casación que intervienen en la causa del dólar futuro, Petrone y Barroetaveña, los apunto por el mismo motivo. “Usted, doctor Petrone, y Usted, doctor Barroetaveña, nos negaron el recurso de apelación ante la Corte del sobreseimiento de Sturzenegger, de los endeudadores seriales del país, los que sí han cometido delitos”, dijo.

“Sturzenegger sigue dando clases en Columbia y Mauricio Macri sigue viajando a Qatar a ver fútbol”, se quejó Cristina Kirchner.

Al presidente de la Cámara Federal, Martín Irurzun, le recriminó “haber obligado” al juez Sebastián Casanello -a quien se refirió como “el doctor Casanello”- a tomarle indagatoria en un tramo de la causa por lavado de dinero contra Lázaro Báez. Se refirió a Irurzun como “el autor de la doctrina del poder residual”. Esa doctrina que fue citada por distintos jueces para mantener en prisión preventiva a funcionarios kirchneristas.

En cuanto a los jueces de primera instancia Julián Ercolini y Claudio Bonadio, fallecido el año pasado, la vicepresidenta, que se dirigía a Petrone mientras hablaba, dijo: “Usted sabe que el doctor Bonadio, por una rara cosa que pasaba y seguía pasando… Todas las causas en Bonadio. O en Ercolini”. Ercolini y Bonadio fueron quienes estuvieron a cargo de la instrucción de todas las causas que fueron elevadas a juicio contra Cristina Kirchner.

Por último, también cuestionó, igual que como lo hizo Alberto Fernández en el discurso de apertura de sesiones ordinarias, al fiscal Carlos Stornelli. “Stornelli sigue siendo fiscal gracias a Casal. Stornelli va a querer citar a Alberto a indagatoria cuando deje de ser presidente. Siguen queriendo convencernos a los argentinos de que el Poder Judicial es independiente”, dijo Cristina, que además acusó a Stornelli de amenazas y extorsión.

Cristina Kirchner se refirió al juez federal Sebastián Casanello y a la
Cristina Kirchner se refirió al juez federal Sebastián Casanello y a la “mentira” que se pretendió instalar de que la había visitado en Olivos, dato que la Justicia determinó que no fue cierto

Casal, jefe de los fiscales, recibió los coletazos de ese tramo de la exposición por no haber avanzado en la investigación sobre la conducta de Stornelli. El kirchnerismo lo acusó en varias oportunidades de encubrir al fiscal.

Cristina Kirchner mencionó también al juez Sebastián Casanello, pero no lo consideró parte del lawfare. Aludió a él como “el doctor Casanello” y dijo que había sido “obligado” por Irurzun a tomarle indagatoria a ella en la causa conocida como la “ruta del dinero”. La vicepresidenta también habló de la operación mediante la cual se buscó instalar que Casanello había visitado la quinta de Olivos para reunirse con ella durante la instrucción de esa causa.

Más información

Relacionados