Cristiano Ronaldo volvió a gritar en el triunfo de Juventus y alcanzó un récord de Lionel Messi