Carlos Stornelli, sobre Alberto Fernández: ”Lo que dijo encierra una falacia”

Luego de que el presidente Alberto Fernández diera inicio al año legislativo con un discurso marcado por fuertes embestidas a la Justicia, el fiscal federal Carlos Stornelli dijo: “Lo que [Alberto Fernández] dijo encierra una falacia”.

Ayer, el mandatario apuntó -sin nombrarlo- directamente contra Stornelli. “En la Argentina de hoy, hay un fiscal procesado por delitos tan severos como el espionaje ilegal de ciudadanos o el de extorsión que sigue en funciones como si nada de esto lo afectara”, aseveró Fernández. Al respeto, en su paso por la pantalla de LN+ y en diálogo con eduardo Feinmann, el funcionario judicial contradijo al Presidente.

“No estoy procesado por ningún delito de extorsión, estoy procesado por una supuesta instigación, y en otro caso por una cuestión de una información que se obtuvo por fuentes públicas que consta en las misma pruebas”, aseguró Stornelli, quien señaló que le “sorprendió que lo haya dicho Alberto”.

“Nos conocemos hace muchos años, nos veíamos con frecuencia e incluso hemos conversado acerca del mecanismo de la causa de los cuadernos, de cómo funcionaba el sistema de los arrepentidos”, indicó Stornelli.

Stornelli lleva años siendo foco de críticas de dirigentes kirchneristas. El fiscal llevó adelante la investigación de la causa de los cuadernos, causa que puso en aprietos a funcionarios y que tiene procesada a la vicepresidenta Cristina Kirchner como jefa de una asociación ilícita.

“No termino de entender qué es el lawfare”, deslizó Stornelli al referirse a las denuncias en su contra, y agregó: “Quizás es una mecánica errada de querer pretender adjudicar en otro lo que uno mismo hace”.

Al señalar el escándalo que tiene como protagonista al magistrado Gustavo Hornos, denunciado por visitar a Mauricio Macri en la Casa Rosada cuando era presidente, Stornelli dijo: “¿Cuál es el delito de ir a una dependencia pública?”, y enfatizó: “Ahora parece que todos meamos agua bendita; a muchas cosas están tratando de darle tintes delictivos que no lo son”.

LA NACION

Más información

Relacionados