Coronavirus: ahora, la Provincia supera a la Ciudad en el ritmo de aperturas


El gobierno de Axel Kicillof levantó ayer la restricción horaria de las actividades nocturnas; mientras que el de Horacio Rodríguez Larreta aún lo mantiene. Fuente: LA NACION

Durante los primeros meses de la pandemia por coronavirus, el gobierno porteño de Horacio Rodríguez Larreta aplicó menos restricciones que su par bonaerense, Axel Kicillof. El año pasado, los runners nocturnos de los lagos de Palermo, los golfistas, y la reapertura de comercios encendieron las alarmas de la gestión a cargo de la provincia de Buenos Aires, que se diferenció de estas medidas. Sin embargo, en esta etapa, del otro lado de la General Paz hay una mayor flexibilización que en la Ciudad, pese a la semejanza en ambas curvas de contagio.

“Hace unos días, completamos la sexta semana de caída en casos de Covid-19. A partir de ese panorama y del pedido del sector comercial, especialmente en zonas turísticas, se decidió que la restricción de las dos de la mañana quedara deshabilitada“, indicaron a LA NACION desde el gobierno de Kicillof.

Un funcionario del Ministerio de Salud de la ciudad de Buenos Aires, en cambio, aseguró que no planean nuevas aperturas: “Vamos a continuar igual. Siempre se trata de ver cómo viene la curva de casos, cómo está el comportamiento. Estuvo bajando desde el 10 de enero hasta ahora, pero desde el fin de semana largo se estabilizó. Entonces, vamos a esperar si continúa el descenso para tomar decisiones de horarios“.

Desde el 2 de febrero y hasta el sábado, ambas jurisdicciones compartían el límite de las dos de la mañana en la restricción de las actividades nocturnas. La semana pasada, el gobernador bonaerense levantó el impedimento horario, que rige hace dos días, aunque seguirá vigente en aquellos municipios en los que las autoridades locales crean que deban mantenerlo por su situación epidemiológica.

Además de la caída de casos, el fomento del turismo y del comercio son las principales explicaciones que da la Provincia para las nuevas aperturas. “En noviembre sabíamos que estábamos tomando una decisión arriesgada, pero necesaria. Los destinos turísticos habían tenido un año difícil en materia de trabajo. Por pedido del sector comercial y para tener la mejor temporada posible, fuimos corriendo el horario de atención”, argumentaron fuentes del gobierno provincial.

“Han vacacionado 5 millones de turistas, resultado que supera mucho las expectativas, los pronósticos y las ganas de algunos que decían que sería un verano pésimo”, dijo Kicillof, en referencia a los números inesperados. Incluso, el fin de semana largo de carnaval fue récord, con 779.982 turistas.

En otro signo de flexibilización, decidieron prolongar la temporada de verano. Cerca del gobernador explicaron: “Apostamos a una extensión con promociones, que se trabajaron con los municipios turísticos, para que puedan tener un tiempo más de actividad”.

Es una enorme satisfacción volver a poner en marcha el Parque de la Costa, un gran atractivo para miles de visitantes y una fuente de trabajo para más de 500 trabajadores y trabajadoras.

pic.twitter.com/Kc4ElqlYs4

&- Axel Kicillof (@Kicillofok)

February 17, 2021

El 24 de febrero se volvió a abrir el Parque de la Costa, con la presencia de Kicillof; del presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa; y del ministro de Turismo y Deportes, Matías Lammens. “Aquí vemos representado lo que ha hecho grande a nuestro país: la asociación entre los trabajadores y las trabajadoras con el sector privado y con el Estado, que trabajaron para sostener el empleo”, sostuvo el gobernador en el acto de reapertura.

Por otro lado, tras el regreso de los turistas porteños, la Ciudad dispone que deben hisoparse de forma gratuita para reducir el número de contagios. En el aeropuerto de Ezeiza, por ejemplo, solo los residentes del distrito gobernado por Rodríguez Larreta tienen la obligación de realizarse el test allí.

También reabrieron los cines en ambos lugares. En Provincia, se anunció en el Boletín Oficial el 50% del aforo; mientras que en la ciudad es del 30%. “Al inicio siempre fuimos habilitando las actividades al 30%”, explicaron a LA NACION desde la cartera sanitaria porteña, a cargo de Fernán Quirós. El gobierno bonaerense, por su parte, precisó que, si bien la Nación sugería abrir el 50%, ellos prefirieron mantenerse a la par de la Ciudad.

En cuanto a la vuelta a clases, la Provincia modificó el protocolo, hecho en octubre de 2020, una semana antes del regreso. A partir de la actualización, no se determina una cantidad fija de estudiantes por aula, sino que dependerá de los espacios. “El Estado no puede tener un día una posición y, al siguiente, otra. Es una improvisación muy grande que preocupa”, dejó trascender un docente y dirigente sindical bonaerense.

Conforme a los criterios de

Más información

ADEMÁS

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Relacionados