Los motivos de la inédita caída en la compra de dólar ahorro en enero


El Banco Central vendió US$137 millones en billetes, lo que significa que compraron dólares 685.000 personas, muy lejos de los casi 3,9 millones que llegaron a comprar en julio pasado

La demanda minorista de moneda extranjera en la plaza oficial cayó 13% durante enero y alcanzó el menor nivel desde marzo del año pasado, cuando bancos y casas de cambio cerraron sus puertas en el marco de las restricciones impuestas por la cuarentena, y dejaron bloqueada “de hecho” por varias semanas las compras y el retiro de dólares por parte del público.

Las “personas humanas” compraron billetes por US$144 millones y vendieron por apenas US$7 millones, con lo que demandaron US$137 millones netos. A eso hay que sumar US$105 millones para gastos efectuados con tarjetas por consumos con proveedores no residentes (cifra 50% menor a la registrada en enero del año previo).

Los datos surgieron del Balance Cambiario de enero que, casi un mes después de cerrado ese mes, difundió el Banco Central (BCRA). Allí se observa que tuvieron acceso al mercado, por demanda directa o usando parte del cupo para cubrir gastos con tarjeta, 754.000 personas, muy lejos de los casi 4 millones que llegaron a demandar divisas en julio y agosto, antes de que se ampliara más el cepo y encareciera el acceso a la divisa con otro recargo.

Sería un error leer el dato como un súbito shock de confianza en el peso, menos en momentos en que su poder de compra es esmerilado a razón del 4% por mes y nuestra moneda cotiza menos que una baratija en países limítrofes.

Los operadores coinciden en describir que la retracción de la demanda fue consecuencia de:

  • Los rígidos límites que impone el super cepo.
  • Las características que tiene uno de los recargos impositivos aplicados a su compra, en alusión al amplio plazo de devolución que tiene el anticipo a cuenta de ganancias cuando el año recién inicia y el impacto que esa previsible demora tiene en una devolución que amenaza ser muy devaluada.
  • El abaratamiento que registraron los dólares alternativos que durante todo el mes cotizaron por debajo del precio de acceso al denominado “dólar solidario”. El dólar MEP se mantuvo entre $3 y $5 debajo del precio final del minorista y el blue cayó por debajo de ese nivel desde la segunda semana del mes.

Este diferencial derivó una parte de la demanda minorista a los canales alternativos, coinciden en describir en el mercado al recordar el aumento que viene registrando la apertura de cuentas comitentes para poder operar activos con cotización bursátil con dicho fin. Y colaboró para que la demanda del público caiga por quinto mes consecutivo, luego que el BCRA apretara más el torniquete cambiario desde mediados de septiembre dejando bloqueado también el mercado por unos días.

Saldo favorable

El informe oficial detalló que los cobros por exportaciones totalizaron US$4878 millones y los pagos por importaciones US$3827 millones de dólares. Ese superávit en el comercio de bienes por US$1051 millones financió los pagos por servicios e intereses de deuda pública y privada posibilitando que el BCRA recompre un “puchito” de US$159 millones netos para sus alicaídas reservas que -en términos brutos- subieron algo menos (aumentaron US$127 millones en el mes) por la depreciación que sufrieron el oro y los bonos de la deuda argentina que la entidad tiene en cartera.

La cuenta corriente cambiaria total, que comprende los flujos netos por exportaciones netas de bienes y servicios e ingreso primario y secundario, registró un superávit menor: de US$417 millones.

El principal proveedor de los dólares fue el sector Oleaginosas y Cereales, que registró ingresos netos por US$2045 millones, con un aumento de 25% respecto a los registrados en el mismo período de 2020.

El cepo hizo su trabajo para contener la denominada “fuga de capitales”, que se mantuvo baja: fue de US$98 millones tras promediar US$250 millones por mes el año anterior y casi US$2250 millones el previo. Claro que también mantiene muy acotada la inversión extranjera directa (IED), que fue de apenas US$71 millones, 16% menor a la registrada en diciembre y en enero del 2020.

.

Conforme a los criterios de

Más información

ADEMÁS

Relacionados