Vacunas VIP. ¿Qué es el “personal estratégico”?: los detalles de la resolución que prepara el Gobierno


Ginés González García Crédito: Ministerio de Salud

¿Qué se entiende por “personal estratégico”? ¿Contempla solo a los ministros o también a sus asesores? ¿Y el cónyuge del funcionario?

El Gobierno repite que muchas de las vacunas que se aplicaron en el gabinete nacional están bien aplicadas, porque se trató de “personal estratégico”. Así justificaron públicamente la inoculación del Procurador del Tesoro, Carlos Zannini, o del ministro de Economía, Martín Guzmán. Pero el escándalo de las vacunas VIP demostró que no existió un criterio objetivo, que hubo múltiples arbitrariedades y que nadie -ni siquiera adentro de los despachos oficiales- pudo responder con claridad: ¿Quién sí y quién no?

Para intentar contener la onda expansiva de la polémica por las vacunas de privilegio, el Ministerio de Salud publicará mañana una resolución que detallará cuál será el protocolo para que se vacunen los funcionarios públicos. Pero además, fijará, de acá en adelante, los criterios para hacer el recorte y definir -además de los docentes y el personal de seguridad- quién debe ser considerado “estratégico”.

La resolución ministerial abarcará, no solo al Poder Ejecutivo, sino también al Congreso y al Poder Judicial. El texto final todavía era estudiado por los equipos jurídicos del Gobierno, pero según pudo reconstruir LA NACION, ya se analizaron los principales parámetros.

“El primer criterio es que la persona cumpla tareas necesarias para el debido funcionamiento del Estado, en cualquiera de los tres poderes”, explicó un portavoz oficial. Esto, según fuentes oficiales, funcionará como un primer filtro porque dejará afuera a asesores que no ocupan cargos jerárquicos. Hay, por ejemplo, colaboradores de Guzmán que fueron vacunados que no pasarían este tamiz.

Subsidiario a ese criterio general, quienes quieran vacunarse deberán cumplir, además, alguno de los siguientes requisitos: ser funcionarios de jerarquía o “tomadores de decisiones”, desempeñarse de forma presencial o con alta exposición al virus o realizar viajes al exterior. Ni la edad ni las enfermedades prevalentes serían contempladas como factores, aunque los detalles finales todavía eran pulidos puertas adentro del Gobierno.


El Hospital Posadas, centro de las miradas
El Hospital Posadas, centro de las miradas

Zonas grises

La Casa Rosada pretende dejar atrás las zonas grises, pero, en definitiva, la palabra final sobre quién se puede vacunar como “personal estratégico” la tendrá el Ministerio de Salud. ¿Cómo funcionará el sistema? Funcionarios nacionales, jueces, fiscales, diputados y senadores deberán enviarle una solicitud a la cartera sanitaria que analizará caso por caso, a la luz de los criterios fijados, y autorizará si corresponde la vacunación. Cada interesado deberá explicar en su nota los alcances de su función y el grado de exposición al virus.

El Gobierno, además, “invitará” a las provincias a que se plieguen al protocolo, para que corra también para los servidores públicos de cada jurisdicción.

El “personal estratégico” que sea vacunado de aquí en más deberá inocularse en un hospital público y firmar un consentimiento para que sus datos se hagan públicos. “Sino lo hacemos así violamos las leyes vinculadas a los datos personales del paciente”, aseguraban hoy en la Casa Rosada.

Con la intención de recortar la controversia de los vacunados VIP en el Hospital Posadas (y en dependencias oficiales como los ministerios de Salud y de Economía), el Gobierno ordenará, en tanto, hacer un análisis de la lista de 70 personas que consiguieron vacunarse gracias a los contactos con el Ministerio de Salud. Para Alberto Fernández no estuvieron todos mal vacunados, aunque ninguno sacó un turno y muchos no eran de riesgo.

Para revisar lo hecho, la gestión de Fernández armará una comisión ad hoc que revisará nombre por nombre de la lista que se difundió y dictaminará quiénes estuvieron justificados y quiénes se colaron en la fila de la inoculación. Estará integrada por representantes del Congreso, de Unicef, de la Defensoría del Pueblo de la Nación, la Comisión Nacional de Inmunizaciones, el Comité de Bioética y la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Conforme a los criterios de

Más información

ADEMÁS

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Relacionados