Con Tevez ausente, Russo prueba el mismo equipo pero con otro sistema de juego