Cómo se decidió quiénes se vacunarían en la Casa Rosada y cuál fue el rol de la Unidad Médica Presidencial


La vacunación de Fernández en el Posadas

La lista de 70 personas que consiguieron un turno en el Hospital Posadas sin ser personal de salud incluye a cinco personas que trabajan en la diaria con Alberto Fernández, además del propio Presidente. Es, de todo el escándalo, el capítulo que toca más de cerca a la Casa Rosada. Luego de que estallara la polémica por el vacunatorio VIP, el Gobierno difundió un documento de la Unidad Médica Presidencial (UMP) que recomendaba la inoculación del jefe de Estado y la de sus “colaboradores más estrechos”, fechada el 18 de enero.

La nota está firmada por Federico Saavedra, el médico oficial del Presidente, y señala que es necesario “preservar la salud de nuestro primer mandatario”. La Unidad Médica Presidencial hizo su recomendación tres días antes de que Fernández se inoculara en el Hospital Posadas, pero esa nota escrita no precisó qué funcionarios debían considerarse “estrechos”. El alcance de la burbuja presidencial obedeció a una decisión política y de gestión.

Así, el mismo día que se vacunó el Presidente, también lo hicieron el secretario General de la Presidencia, Julio Vitobello; el secretario de Comunicación, Juan Pablo Biondi; el subsecretario de Comunicación, Marcelo Martin; el fotógrafo presidencial, Esteban Collazo, y el director general de Audiencias Presidenciales, Nicolás Ritacco. La inoculación del jefe de Estado y su entorno fue de muy bajo perfil, sin la presencia de las cámaras de televisión.

“Son las personas que más horas pasan con el Presidente. Lo acompañan todo el tiempo en Olivos, en el helicóptero. No se vacunaron por elección personal, lo hicieron porque se trata de una cuestión de Estado, cuando se trata del Presidente no es optativo”, dijo una fuente al tanto de la vacunación de Fernández y sus laderos.

Si bien Saavedra no hizo un listado escrito de personas a vacunarse junto con el Presidente, según fuentes oficiales, el médico estuvo presente cuando Fernández, Vitobello, Biondi, Martín, Collazo y Ritacco se aplicaron la segunda dosis, en la quinta de Olivos. Hasta allí fue el director del Hospital Posadas, Alberto Maceira, según él mismo declaró en la causa que investiga el caso del llamado “vacunatorio VIP”.

Saavedra, además de director de la Unidad Médica Presidencial, es médico de cabecera de Fernández hace más de diez años y fue jefe de Clínica Médica del Sanatorio Otamendi. Fue, por ejemplo, quien recomendó, en distintos tramos de la pandemia, que el jefe de Estado se resguardara en la residencia de Olivos y disminuyera su actividad oficial. Muchas veces acompaña a Fernández en sus giras, aunque esta vez no lo escoltó hasta México.

Por el “trato diario y frecuente” con Fernández es que en la Casa Rosada justifican, por ejemplo, que se hayan vacunado esas cinco personas y no el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, que es, sin embargo, el funcionario más importante en el organigrama del Poder Ejecutivo por debajo del Presidente. En la Jefatura de Gabinete hubo una decisión deliberada de no vacunarse. Por eso tampoco se inoculó la segunda de Cafiero, Cecilia Todesca, que ahora está en México con la comitiva presidencial.

De la Casa Rosada tampoco se vacunaron el ministro del Interior, Eduardo “Wado” De Pedro, la secretaria Legal y Técnica, Vilma Ibarra -que firma todas las noches los decretos junto a Fernández- ni el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz, otro funcionario que puede entrar al despacho presidencial sin golpear la puerta. Lo que nadie pudo explicar es por qué no se vacunó contra el Covid la primera dama, Fabiola Yáñez. Hasta ahora es un misterio.

Otros vacunados

La secuencia que tuvo la vacunación de los integrantes de la comitiva a México también generó dudas. El diputado Eduardo Valdés y el senador Jorge Taiana estaban en ese grupo, pero Fernández los bajó del avión en medio de la crisis porque ambos se vacunaron en la sede del Ministerio de Salud, junto al periodista Horacio Verbitsky y dos empresarios. Aunque trascendió que el diputado se vacunó por indicación de “ceremonial”, en el Gobierno rechazan que la recomendación haya partido de la Casa Rosada y aseguran que fue una gestión directa con Ginés González García. “De acá no hubo ninguna orden”, repiten cerca de Fernández y despegan al Presidente de todo el episodio.

La vacunación del ministro de Economía,

Martín Guzmán,

y de cinco de sus colaboradores -la mayoría jóvenes-

se hizo en el mismísimo Palacio de Hacienda.

Cerca de Guzmán explicaron que la inoculación de ese grupo obedeció a que “se estaba preparando una gira por el G-7 por varios países y se esperaba confirmación del viaje a Washington” para negociar con el FMI. Una primera versión indicó que se vacunaron

por “recomendación de los médicos” y con el visto bueno del Presidente.

Pero luego la flamante ministra de Salud,

Carla Vizzotti

, en declaraciones radiales, dijo:

“Yo hablé con Guzmán y le recomendé que se vacunara.

Es el ministro de Economía y está planificando una gira para discutir la deuda. Si se enferma él o alguien del equipo detiene la función y es un problema grande para nuestro país”.

Tras cinco días de capear la tormenta por el caso de las vacunas VIP, en varios despachos oficiales reconocían el error de no haber fijado criterios claros para vacunar a los funcionarios, ni haberlo hecho de cara a la sociedad. El saldo fue un tendal de arbitrariedades, zonas grises y dudas.

Conforme a los criterios de

Más información

ADEMÁS

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Relacionados