El ENRE suspendió el cobro de los “Consumos No Registrados” a los usuarios de Edenor y Edesur

Hace una semana, el Defensor del Pueblo de Pilar, Juan Manuel Quintana, elevó una carta al organismo solicitando que se apliquen las sanciones pertinentes para proteger a los usuarios de Pilar de los cobros irregulares.

El Ente Regulador de la Electricidad (ENRE) resolvió suspender el cobro de los Consumos No Registrados (CNR) a los usuarios de Edenor y Edesur.
La notificación llegó una semana después de que el Defensor del Pueblo de Pilar, Juan Manuel Quintana, elevara una carta al organismo para alertar sobre la gran cantidad de reclamos recibidos en los últimos meses a causa de cobros irregulares por parte de la empresa Edenor y solicitar las sanciones correspondientes.
Se trata de la Resolución ENRE 37/2021, mediante la cual se ordenó la suspensión provisoria de la aplicación del artículo 5° inciso d) apartado I del Reglamento de Suministro, mientras se audite la información requerida a las Distribuidoras acerca del modo en que se llevan a cabo los procedimientos para la aplicación de CNR, los cuales deben respetar el derecho de defensa de las personas usuarias y brindarles información adecuada y veraz acerca de los montos que se pretenden cobrar y su procedencia.
El pasado 10 de febrero, el Defensor del Pueblo de Pilar, Juan Manuel Quinana, elevó una carta a la interventora del organismo, Soledad Manín, a fin de que «tome las medidas pertinentes para evitar que la empresa Edenor continúe actuando de esta manera, que se apliquen las sanciones pertinentes y podemos ayudar a los usuarios y usuarias del Partido de
Pilar que ven vulnerados sus derechos».
Y ante la pronta respuesta de la entidad, el ombudsman destacó la buena predisposición para resolver la problemática planteada.

Reclamos

En los últimos meses, fueron numerosos los reclamos por parte de vecinos de Pilar a quienes Edenor les reemplazó el medidor alegando mal funcionamiento o alteraciones realizadas adrede.
Días después, dichos usuarios recibían una notificación en la que se los instaba a pagar una alta suma de dinero, calculada en base al consumo de energía que el viejo medidor –en teoría- no había registrado. El “recupero de energía”, en más de una decena de casos superaba los 200.000 pesos.
Acompañando la suspensión del CNR, el ENRE ordenó además la interrupción de la exigencia de pago de notas de débito y liquidaciones complementarias, como así también abstenerse de suspender los suministros por falta de pago de estos conceptos, independientemente
de que se hubiera generado o no el reclamo ante la correspondiente distribuidora o ante el propio Ente, por parte del usuario.
Vale aclarar que aunque las distribuidoras se encuentran habilitadas a emitir facturas complementarias por recupero de CNR, el Reglamento de Suministro establece requisitos puntuales para permitir la inclusión de cargos en concepto de recupero de energía, los cuales, según se pudo evaluar, no son respetados.

Relacionados