El cordobés Juan Schiaretti hace equilibrio con el kirchnerismo y juega al misterio sobre su futuro electoral

CÓRDOBA.- Para el Gobierno nacional, Juan Schiaretti es la figurita difícil. En esta etapa del kirchnerismo con Alberto Fernández como presidente no hay un enfrentamiento como en anteriores oportunidades. La convivencia institucional es respetuosa y el diálogo se canaliza a través del ministro Eduardo “Wado” de Pedro. El gobernador cordobés Schiaretti cambió la idea del “cordobesismo” que fundó José Manuel de la Sota y se recuesta en el peronismo “republicano”. Qué hará Schiaretti en las legislativas de este año es, todavía, una incógnita. Hay analistas que anuncian una alianza con el Frente de Todos, pero desde su círculo chico no se animan a dar nada por cerrado. Él también juega al misterio.

Relacionados