Sin el menemismo no se explica el kirchnerismo

Si las antinomias (y, sobre todo, las falsas antinomias) han marcado y estructurado la historia política argentina, el antagonismo menemismo-kirchnerismo constituye el clivaje más arraigado y constituyente de las últimas dos décadas.

Relacionados