Murió Carlos Menem: frases, furcios y humoradas que entraron en la historia

Era ponerle un micrófono adelante y sentarse a esperar: algo impactante iba a pasar. Igual una sentencia histórica que un furcio memorable o una promesa terminante destinada a no durar. Pocos políticos pueden compararse con Carlos Saúl Menem en el arte de comunicar. Para bien y para mal. Llano, veloz para improvisar, capaz de moverse entre la solemnidad y la picaresca, de afirmar una cosa y lo contrario en la misma frase sin ruborizarse.

Relacionados