Alberto Fernández refuerza la ofensiva hacia la Justicia en sintonía con Cristina Kirchner